Home arrow Areas de Conducta arrow Nuestro rol de Actividad Física
sábado, 18 de noviembre de 2017
 
 
Nuestro rol de Actividad Física PDF Imprimir E-Mail

Pocas personas practican actividades físicas regularmente: menos del 20% de la población lo hace por lo menos 3 veces por semana durante un mínimo de 30 minutos, que sería lo necesario para mantener la salud y el peso corporal adecuado, y prevenir enfermedades.

Image

Cuando se realizan dentro de ciertas normativas y como competencias, se denominan deportes.

Otras ventajas adicionales que ofrecen son, dependiendo del tipo de actividad: Mayor resistencia, flexibilidad, agilidad, velocidad y fuerza, sensación de potencia y bienestar, incremento de las defensas y de la circulación, descenso de la presión arterial.
La ropa queda mejor y la apariencia favorece la autoestima, inclusive para las relaciones sexuales, que también se benefician.

¿Con tantas y tan importantes ventajas, por qué se realizan tan poco?

Algunos trabajos de índole física, como la carpintería, albañilería, labores domésticas, jardinería, implican diversos grados de movimiento, pero las labores administrativas e intelectuales se llevan a cabo sin el mismo, esto agravado por el frecuente stress de la vida moderna, que no logra descargar sus reacciones primitivas de lucha o fuga.
Sin duda, el hombre moderno, “civilizado”, actúa su propia destrucción. Ya pioneros como la Dra. Flanders Dunbar, en los años 20, vincularon el estilo de vida con las enfermedades.

Psicosomáticas y la propensión a los accidentes. Ella y otros innovadores fueron fuertemente criticados, pero a partir de los 50 se demostró que estaban acertados.
Los médicos están formados para ocuparse de la enfermedad, no de la salud. Así, cada uno de nosotros es responsable de su bienestar, y el movimiento corporal es uno de sus pilares.

El equipo profesional del Instituto Privado de Psicología Médica investigó los hábitos y estilos de vida de varios miles de personas, en relación con el manejo del stress, publicando en el libro homónimo estos hallazgos, en 1985.

En el modelo del “Hexágono Vital” resumimos las 6 principales conductas para mantener la calidad de vida:

1. Dieta.

2. Ejercicio físico.

3. Relajación, respiración y reposo.

4. Actividades interesantes (trabajo y hobbies).

5. Diversiones.

6. Grupo de apoyo y Asertividad (firmeza y autenticidad en la defensa de nuestros derechos y la comunicación).

La unidad de mente/ cuerpo/ ambiente

Preconizada en Oriente desde tiempos inmemoriales, en Occidente fue tradicional su separación, como por ejemplo en el dualismo cartesiano. Actualmente esta unidad es aun negada por la medicina organicista, pero aceptada por las corrientes psicosomáticas o, mejor dicho, socio-psico-somáticas.
En Oriente, especialmente a través de las artes marciales, se apuntó a unificar mente y cuerpo, lo cual se transportó al Occidente a partir del Siglo XX.
La meditación es otra forma de integración, y el movimiento con meditación su sumatoria.
En los deportes de competencia se requiere gran concentración, como una forma de “trance” para el máximo rendimiento.

Manejo del stress y deportes

El Dr. Hans Selye, creador del concepto del stress, lo diferenció en sus últimos años en distress (negativo) y eustress (positivo, “la sal de la vida”). El movimiento corporal reduce el distress y aumenta el eustress siempre que no se convierta en autotortura por excesiva competencia o perfeccionismo.

Creencias que impiden el ejercicio físico

Sin embargo, bastantes personas se sienten culpables o inadecuadas por ejercitar su cuerpo: por tener trabajos inconclusos, considerar que pierden el tiempo, ganar poco dinero, exhibirse en un gimnasio o parque, disfrutar cuando algún familiar no lo puede hacer, está enfermo o falleció, considerarse egoístas por ocuparse de sí mismos, valorar sólo lo intelectual, temor a lesionarse o enfermarse debido al ejercicio, ridículas por estar obesos o muy delgados o falta de destreza, compararse con modelos atléticos, tener una edad avanzada, temor a los celos de su pareja... la lista de pretextos y prejuicios es interminable.

Ahora, en vez de justificar por qué no hacemos ejercicio, definamos qué nos entusiasma para iniciarlo y continuarlo.



Recomendamos cuatro reglas básicas que habitualmente ayudan a la práctica continuada, creando el hábito ( “adicción positiva”)

1. Hacerla en el mismo lugar.

2. Los mismos días y horas.

3. Con alguna compañía fija ( pareja, amigo, trainer, etc.).

4. Incluir un día de fin de semana (hay más tiempo), así restan sólo dos días de semana para ejercitar.

¿Y, cuál deporte para cuál persona?

No siendo expertos en este tema, sólo presentaremos algunas propuestas prácticas, basadas en nuestra experiencia como psicoterapeutas y el trabajo interdisciplinario. Ante todo, ningún tipo de actividad física o deporte satisface todos los aspectos del entrenamiento, pero las ventajas de los diversos recursos son:

1. El aerobismo provee el mejor acondicionamiento para el sistema cardiovascular y respiratorio, así como para la disminución del exceso de peso, pero no produce desarrollo significativo de la masa muscular. Además emplea pocas zonas musculares, principalmente las piernas y por eso conviene complementarlo con el trabajo sobre otras partes.Todos pueden efectuarla, en forma de marcha, carrera, con aparatos. Tiene la ventaja de poder ser realizada en casi cualquier lugar y su carencia de costo, aunque un entrenador personal es un recurso valioso si se está en condiciones de financiarlo.

2. Los complementos de pesas pueden ser practicados en forma aeróbica, con pesos bajos y en forma de circuito que abarca todos los músculos, o con pesos mayores para hipertrofia. Además sirven de apoyo para cualquier otro deporte. Conviene añadir elongación antes y después. De acuerdo al modo en que se efectúen, son aptos para cualquier persona, a partir de los 8 - 10 años.

3. La natación es bastante completa, aunque no produce mayor masa muscular, pero no se puede conversar mucho durante su práctica! Además, involucra bastante tiempo y por eso es menos probable que se pueda practicar varias veces por semana.

4. Los deportes interactivos (vóleybol, básket, fútbol, tenis, golf, remo, etc.) divierten más y tienen la ventaja de la pertenencia social, pero llevan más tiempo y costo y dependen de la permanencia del grupo. Algunos sirven para establecer contactos sociales, de negocios o de pareja, lo cual constituye una ventaja adicional.

5. Las artes marciales son más recientes en Occidente, pero ganaron mucha popularidad a partir de las series de Kung Fu y las películas de Bruce Lee. Proveen agilidad, elasticidad, velocidad, una excelente integración de mente y cuerpo, y autocontrol. y son relativamente aeróbicas. No las consideramos una fuente de desarrollo espiritual como en la tradición oriental, pero al enseñar a defenderse aumentan la confianza en sí mismo. La disciplina que imparten es útil para controlar, paradójicamente, la violencia y la recomendamos para los estudiantes secundarios de ambos sexos...siempre que cuenten con un buen instructor. Antes estaban casi exclusivamente reservadas para hombres, pero hoy día un pequeño porcentaje de mujeres las practica. Por ello, a las que desean conseguir pareja, les recomendamos que se inscriban en un dojo...por lo menos hasta que la encuentren. Un gran porcentaje de los artistas marciales fueron golpeados de chicos o son petisos! Algunas mujeres tienen sus dudas en cuanto a su identidad femenina, pero consideramos un prejuicio que necesariamente se virilicen por aprender a defenderse. Lo mismo ocurriría con un varón que estudie danzas; no por eso modificará su identidad sexual, si bien un elevado porcentaje de hombres homosexuales actúa en ese medio.

No consideramos actividad física al automovilismo ni a la navegación, y tenemos nuestras dudas sobre la equitación. Lo que sí es seguro es que para el caballo es aeróbica! Es bueno tener escaleras en la casa: un ejercicio obligado. Y algún ejercicio es mejor que ninguno, aunque sea una caminata. Moverse es vivir! (los muertos no lo hacen).

¿Cuál deporte para cual persona?

Algunos criterios útiles para elegirlo son:

1. Edad

Es recomendable que los niños lo realicen en grupos para fomentar su socializaciòn y cooperación en grupos. Para las personas de edad es indispensable la consulta con su médico.

2. Sexo

Hoy día no se diferencia. En la primera mitad del Siglo XX era poco concebible que una mujer practique físicoculturismo, boxeo, artes marciales o fútbol.

3. Tiempo disponible

Luego de la adolescencia al asumirse los roles de pareja, trabajo, estudio y familia, entre otros, es reducido. Por eso es necesario decidir la actividad a asumir en forma realista para continuarla a largo plazo. Cuán largo? Mientras vivamos.

4. Costo

Deberemos ajustarnos a nuestras posibilidades. Pocas personas pueden financiar deportes como el polo. Pero todas pueden hacer aerobismo en un parque, gimnasia en su casa, y la mayorìa, pueden financiar la inscripción a un gimnasio.

5. Ubicación geográfica

Si se vive cerca de una playa, río u otros lugares aptos para la práctica en la naturaleza es bueno aprovecharlo. De otro modo nos atendremos a lo que tengamos cerca para la práctica cotidiana

6. Seguridad

Tenerla en cuenta en zonas urbanas con riesgo de asaltos

7. Estado de salud y condición física

Requiere consulta médica o del instructor. Existen programas especiales para individuos con síntomas corporales, como obesos, hipertensos, diabéticos, etc.

8. Individual o grupal

Depende de las preferencias. La práctica colectiva favorece la pertenencia para personas aisladas o poco sociables.

Bibliografía

• Biddle, Stuart y Mutrie, Nanette: “Psychology of physical activity and exercise”. Springer- Verlag, Londres, 1991.

• Freeman, William H.: “Physical education and sport in a changing society”. Macmillan, Nueva York, 1992.

• Kertész, Roberto y Kerman, Bernardo: “El manejo del stress”. IPPEM, Buenos Aires, 1985.

• Kertész, Roberto: “Sabiduría Budista y autorrealización: El aporte de las nuevas ciencias de la conducta”. Ed. de la Universidad de Flores, Buenos Aires, 2003.

• Kertész, Roberto: “Eustress y actividad física: Integración de mente y cuerpo”. Publicación interna de la Universidad de Flores, marzo de 2004.

 
< Anterior   Siguiente >
Diagrama
Boletín IPPEM
Suscríbase grátis

Nombre
E-Mail
Suscribir
Remover


 
Top!
Top!