Home arrow Asistencial
sábado, 18 de noviembre de 2017
 
 
Asistencial PDF Imprimir E-Mail

Psicoterapia y psicofarmacología, Crecimiento personal, Coaching Transaccional, Psicodiagnóstico (estudios de la personalidad, aplicación de tests y cuestionarios).

PSICOTERAPIA

¿Cómo podemos definir a la psicoterapia?
Como “la reprogramación del biocomputadora humana”, empleando una metáfora extraída de la informática (Kertész y Kerman, 1987). O mediante un enfoque psico-educativo, como el del Dr. Arnold A. Lazarus: "Un programa de cambio planificado con ayuda profesional para la mejora de la calidad de vida y el desempeño satisfactorio de nuestros diversos roles" (para mayor información, consultar especialmente el libro "¿Quiere hacer terapia?", que se halla en disponible en el IPPEM).

Más ampliamente, como “una serie de procedimientos basados en la comunicación, a fin de modificar los pensamientos, imágenes, emociones y otras conductas del paciente ( o cliente) con el objeto de aumentar su calidad de vida y desarrollar sus potenciales”. (ver nuestro articulo sobre “El crecimiento personal y sus diferencias con la psicoterapia” en la Sección sobre “Crecimiento personal”).

La definición del “paciente” como “cliente” no es casual. Si bien suena como algo asociado a lo comercial en castellano, “client” en inglés es alguien que contrata los servicios de un profesional, en este caso un psicoterapeuta. Fue intoducido, entre otros, por el conocido psicoerapeuta Carl Rogers, de la línea humanística, quien creó la terapia centrada en el cliente. En cambio, el término de “paciente” está asociado a “padecer” a estar enfermo, propio del modelo médico y apropiado para enfermedades orgánicas o infecciosas. La psicoterapia, como lo señala Lazarus (1983) es una psico-educación, una relación docente-alumno, en vez de médico-enfermo, dado que sus técnicas se basan en la comunicación (verbal y no verbal) entre terapeuta (maestro, facilitador) y cliente.
Otros recursos, como los psicofármacos, no se consideran psicoterapia, pero utilizados con moderación, pueden potencializar sus efectos y hasta la hacen aplicable en personas de otro modo inaccesibles (esquizofrénicos, maníaco-depresivos,etc.)

Una persona con problemas no “es” , sino “está”: ansiosa, deprimida, desordenada, fóbica, obesa, agresiva, etc. Cambiando su "programa” interno con la psicoterapia puede mejorar esas conductas con relativa rapidez. Todos, a menos que padezcamos trastornos orgánicos severos, tenemos el derecho y el potencial para una vida plena. El Dr. Eric Berne, creador del Análisis Transaccional (A.T.).
Introducido en Latinoamérica, España y Hungría por profesionales del IPPEM, dijo que “todos nacemos principes y princesas” y que es la educación familiar y escolar la que "involuntariamente" nos transforma en "sapos”. A su vez, Noyes y Kolb (1966) en su "Psiquiatría clínica moderna” definen a la psicoterapia como “ El tratamiento de los problemas y trastornos emocionales y de la personalidad por medios psicológicos”.
Aquí nuevamente se centran exclusivamente en lo patológico, en una orientación propia del enfoque médico de curación. Sin embargo, en nuestra orientación además de esto, es necesario que el psicoterapeuta de "amplio espectro” funcione además como asesor/ consultor para el desarrollo personal total de sus clientes.
Es frecuente también que se reduzca la psicoterapia al método psicoanalítico. Los diarios hablan de “enviar al diván” a alguien, como si fuera el único método. En realidad, es cada vez menos frecuente este encuadre, al surgir nuevos y cada vez más efectivos métodos a partir del Siglo XX , como veremos más abajo.

Una vez resueltos los motivos de consulta “patológicos” comenzaría el crecimiento personal en los roles fundamentales de pareja, familia, trabajo, estudio y tiempo libre. Esto llevará más tiempo, como una formación integral. El profesional además debe disponer de una red social de otros profesionales afines (médicos, abogados, contadores, etc.) con los cuales trabajará en equipo en forma interdisciplinaria. Estar al servicio de las necesidades reales de sus clientes, y no sólo cubrir estrictamente un rol de “curador”.

Aunque más abajo nos refiriremos en mayor detalle al tema de la psicoterapia grupal, aquí deseamos dejar sentado que en nuestra opinión, el método de elección para los requerimientos de vida actual, salvo excepciones. El terapeuta posee limitaciones insalvables: su sexo, edad, historia personal, inevitable subjetividad, limitación de conocimientos, los cuales son compensados por los integrantes del grupo. Es como dar lecciones individuales en la educación versus compartir con los compañeros. Y en el caso de los grupos, frecuentamente algún miembro superar en determinados conocimientos al coordinador. Sin embargo, debido a la influencia del modelo médico, bi-personal (profesional y “enfermo”) la modalidad grupal está aun muy poco extendida en nuestro pais. Esperamos que esto ser revierta en un futuro próximo.

Ejemplos de interconsultas
En un caso de divorcio, un psicólogo o psiquiatra necesita colaborar con los abogados para temas como la división de bienes, tenencia y visitas de los hijos. Eventualmente también con el pediatra, o hasta un contador público.

Para empresas familiares, con abogados, contadores, ingenieros, etc. La Universidad de Flores cuenta desde 1994 con el Instituto Argentino (ahora Iberooamericano) de Empresas Familiares (ver www. uflo.edu.ar > Instituto)

En trastornos somáticos y psicosomáticos, como diabetes, cáncer, hipertensión, úlcera, asma, es indispensable el constante intercambio con el médico especialista por razones técnicas y éticas.

CRECIMIENTO PERSONAL

¿Qué entendemos por “crecimiento personal”?
El desarrollo de las potencialidades del ser humano en sus diversos roles fundamentales (pareja, familia, trabajo, estudio, sociales, deportes, hobbies, etc.) a lo largo de su ciclo de vida

Esto implica el uso de los 7 tipos de “Inteligencias” o capacidades descriptos por Howard Gardner:

1)Intrapersonal, 2)Interpersonal, 3)Lógico/ Matemática, 4)Verbal/Lingüística, 5)Visual/Espacial, 6)Musical/Rítmica, 7)Corporal/Kinestésica.

Dicho crecimiento o autorrealización suele requerir apoyo social externo, para superar las limitaciones aprendidas durante el proceso educativo en la familia, escuela y sociedad y lograr lo que Berne proponía: autonomía, intimidad y conciencia de las cosas (estar aquí y ahora), a las que podríamos añadir la curiosidad, creatividad y buen humor.

 
< Anterior
Boletín IPPEM
Suscríbase grátis

Nombre
E-Mail
Suscribir
Remover
Items Relacionados


 
Top!
Top!